La expedición

Preocupados por la crítica situación en la que se encuentra la Vaquita tomamos la decisión de sumar esfuerzos y unir al equipo de expedicionarios que conforma esta proyecto en una lucha para poder mejorar la conservación de esta especie mexicana en este proyecto independiente que solo gracias a  tu apoyo y donaciones podremos lograr realizar  te invitamos a que leas este apartado para que puedas conocer más acerca de la Expedición Vaquita 2017

La biodiversidad mexicana está en riesgo de perder un representante que en muchos sentidos es único; La Vaquita, estamos siendo espectadores de lo que podría ser la segunda extinción de un cetáceo a manos del hombre y decidimos actuar al respecto, de unirnos a los esfuerzos nacionales e internacionales que se realizan para proteger a esta especie 100% mexicana.

La visión de Expedición Vaquita 2017 se desarrolló alrededor de tres ejes principales

  • Documentar a las Vaquitas en su hábitat. La expedición será una plataforma de divulgación y difusión para dar a conocer a esta especie, su situación crítica y los esfuerzos nacionales e internacionales para su conservación
  • Desarrollo de talento nacional Capacitar a agentes de conservación locales e impulsar a futuros científicos mexicanos
  • Generación de información científica útil para la conservación de la vaquita, con la implementación de un experimento y búsqueda visual y apoyada por Drones

    Refugio de la Vaquita, polígono en azul

 

El esfuerzo independiente de Expedición Vaquita 2017 se llevara a cabo, gracias al apoyo de todos ustedes, en el mes de agosto donde navegaremos al refugio de la Vaquita en el Alto Golfo de California a bordo del “Adventure”, para cumplir con la visión de la expedición se idearon los siguientes objetivos:

  1. Documentar (fotografía y video) la presencia de Vaquitas.
  2. Transmitir masivamente información acerca de la especie y su situación.
  3. Capacitación de estudiantes inmersos en la mastozoología marina  y habitantes de la región
  4. Implementar el experimento de bioacustica pasiva

Documentar Vaquitas y difusión:

Como decía el famoso explorador y oceanógrafo  Jacques-Yves Cousteau  “se protege aquello que se ama. Pero solo amamos aquello que conocemos” Expedición Vaquita 2017 será una plataforma de divulgación y difusión por lo que se contara con un equipo de prensa a bordo quienes nos apoyaran a dar a conocer a esta carismática especie, datos biológicos, sus amenazas, su situación crítica así como los esfuerzos que nuestro país ha realizado para protegerla, a la mayor cantidad de personas que sea posible con la esperanza de mejorar el conocimiento de la vaquita y aumentar sus posibilidades de conservación.

Desarrollo de Talento:

Uno de los pensamientos pilares de Explorando la Vida, es crear oportunidades que permitan impulsar al talento y a la formación de la siguiente generación de científicos, y que para mejorar la situación de la Vaquita, resulta primordial la inclusión de la población aledaña al hábitat de esta especie. Es por esto que un grupo de estudiantes y de miembros de las poblaciones de la región formara parte del equipo de Expedición Vaquita 2017, donde recibirán capacitación y entrenamiento teórico y práctico por parte de los miembros del equipo científico.

(Si eres un estudiante interesado en la mastozoología marina revisa la sección “Súbete al Barco” para conocer los requisitos para tener la oportunidad de formar parte de los expedicionarios)

Generación de Información Científica:

Con el apoyo y guía del Dr. Armando Jaramillo, investigador de la Coordinación de Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos  del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) y miembro del CIRVA (Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita, quien está a  cargo del monitoreo acústico de la población y uno de los mejores científicos en el área de la bioacústica a nivel mundial) ideamos una manera de crear una nueva oportunidad para la Vaquita y así surgió la expedición.  El Dr. Jaramillo diseño un experimento que junto con su  equipo de analistas expertos, la Dra. Edwina Nieto y  el M.C. Gustavo Cárdenas, se implementara durante la expedición, se trata de Se trata de instalar una red de detectores acústicos, en la zona de mayor actividad acústica de la especie a partir de información generada por el INECC. La red, en caso de que un grupo de vaquitas pase por ahí, será tan densa que podría detectar la forma en que los animales navegan en la zona. Esta información podría ser útil para la planeación de la estrategia de captura de vaquitas y los resultados podrían utilizarse para robustecer, estadísticamente hablando, a los estudios que se realizan para estimar el número de Vaquitas presente en el Alto Golfo de California

(** Si quieres leer más acerca de esta actividad  lee el post  “El Experimento”  **)

Para poder encontrar al cetáceo más pequeño del mundo, es necesario utilizar equipo especial.  Se emplearan los binoculares de gran potencia conocidos como “Big Eyes”, Los Big-Eyes tienen una potencia de 25X con lo que un objeto que se encuentre a 100 metros se observa como si estuviera a solo 4 metros, permitiendo detectar vaquitas hasta una distancia de 3 km, además para documentar la presencia de Vaquitas, Utilizaremos el uso de los drones de Cielito-Drone para poder aumentar las posibilidades de detectarlas.

 

Ernesto en los Big Eyes

El pequeño tamaño de la vaquita dificulta su detección, por lo que es necesario el uso de herramientas especiales, como los “Big-Eyes” *foto tomada de la plática “Vanishing Vaquita” por la Dra. Anna Hall 02-10-2015

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La situación de la Vaquita es crítica. Tan solo en los últimos 5 años ha desaparecido el 95% de su población actualmente se estima que solo existen 30 Vaquitas, por lo que podríamos ser espectadores de su extinción… en los próximos años.

La desaparición de la vaquita sería una pérdida irreparable para la biodiversidad mundial y para la conservación mexicana. No podemos permitir que nuestro país sea conocido por albergar a la segunda especie de cetáceo extintos por las acciones humanas, TU puedes apoyar para que Expedición Vaquita 2017 sea una realidad. Conviértete en un explorador honorario y apoyarnos con tu donación en este link: **Próximamente** compártelo con tus amigos y apóyanos para detener la extinción de una especie 100% Mexicana.

¡Ayúdanos a proteger a la Vaquita!

Explorando la Vida

** El Experimento**

Para la monitorización de la población de Vaquita se han utilizado desde 2011 técnicas acústicas pasivas que utilizan detectores acústicos autónomos llamados C-POD, los cuales registran los sonidos de la vaquita; este procedimiento ha sido la herramienta más efectiva para la monitorización de la población de Vaquita.

Sin embargo debido al resurgimiento explosivo de la pesca ilegal del pez Totoaba se ha presentado un declive de la población muy acelerado que hace menos preciso, desde el punto de vista estadístico, el detectar cambios en la población y la posibilidad de proveer por tanto, información robusta sobre la tendencia poblacional.
Con el fin de resolver este problema, en 2016 se modificó la malla de muestreo incrementando el número de detectores acústicos en las zonas conocidas de mayor actividad acústica de la Vaquita, esperando aumentar la probabilidad de detección y con ello obtener información suficiente para poder detectar cambios entre años.

La expedición vaquita 2017 realizará este experimento en una escala geográfica reducida, para obtener información sobre la densidad de muestreo que se requeriría para detectar Vaquitas a tasas que permitan obtener un tamaño de muestra adecuado.

Actualmente se ha utilizado una malla en la que los detectores están separados por aproximadamente 5 Km. La inclusión de los detectores adicionales permitió reducir las distancias a 2.5 Km en algunas zonas del área de muestreo. En esta expedición se realizaría una malla de muestreo concéntrica aún más densa alrededor de uno de los sitios con una mayor actividad acústica utilizando aproximadamente 24 C-PODs, a 500 y 1000 metros de distancia del sitio de referencia. Una malla de este tipo podría, incluso, ser capaz de identificar el movimiento del grupo detectado a través de la zona.

El trabajo de campo será exhaustivo, se tendrían que preparar los 24 equipos (preparar los anclajes y su lance) para dejar la malla trabajando por un día para, al día siguiente, recuperar los datos y pasar su análisis; lo que requiere de convertir los datos, correr el algoritmo de identificación y analizar los archivos por completo para identificar potenciales señales de vaquitas.

El día posterior al lance inicial se utilizará para adiestrar a los participantes en el uso del software y en nociones básicas de la acústica de Vaquita. En los días subsecuentes se continuará con el análisis de datos acústicos generados cada día (la malla de muestreo podría quedar instalada durante la duración del crucero) y se realizarán observaciones visuales con la ayuda de “Big-eyes” y monitoreo aéreo con Drones en sitios en los que se sabe de avistamientos históricos con mayor probabilidad.

Dr. Armando Jaramillo Legorreta

 

Guardar